El perfil de alumno de PCPI

Aunque año a año he tenido la más variopinta clase de alumnos en mi PCPI, siempre he detectado en mi clase a varios individuos con las mismas características, que os relato a continuación:
– El gracioso: el típico chaval/a que va a clase única y exclusivamente a pasarlo bien, no es una mala persona, pero simplemente su cabeza no está centrada en los estudios e ignorando su futuro y animado por las risas de sus compañeros empieza a dejar un poco de lado los estudios. Por contra su actitud cada vez cansa más a sus profesores que saturados no pueden detenerse en él.
– El inmigrante: un ejemplo claro que venir a un país extraño puede afectar y mucho a una persona. Su principal motivo es ver que sus estudios hasta entonces sirven de poco a nada y que no entiende muchas cosas (expresiones, temario, uso del lenguaje…). Si además viene de un país no-hispanohablante esto se acentúa todavía más.
– El trabajador: dejó los estudios cuando cumplió los 16, se puso a trabajar porque no le gustaba el instituto, y años después se encuentra sin estudios y sin trabajo, algo que junto a la situación económica actual da como resultado un alumno que viene casi por obligación, que sigue sin gustarle estar en un aula y se encuentra totalmente desmotivado.
– El vago: a este tipo se le reconoce fácil, suele ser el que esta en una clase medio dormido, con la cabeza agachada y que continuamente pregunta “¿y esto para qué me va a servir?”.
– El viciado: Las nuevas tecnologías dan con este perfil, alumnos que pueden pasarse horas y horas delante de un ordenador, una consola o la televisión, algo que les absorve de manera que no pueden ver lo mucho que tienen que estudiar o que directamente lo consideran secundario respecto a su “vicio”.
– El emporrado: perfil difícil donde los haya, al ser un PCPI destinado a adolescentes, muchos de ellos ya se han iniciado en un consumo más o menos habitual de sustancias, especialmente marihuana o alcohol, y una costumbre que tenían para el fin de semana se traslada a cualquier día y lo que es peor, a cualquier momento, por lo que de vez en cuando (o muy a menudo) aparecerá en clase con los ojos rojos, muy exaltado y se convertirá en un dolor de cabeza para tí.
– El indignado: suele ser un perfil secundario del anterior, pero también lo verás por separado. Generalmente protesta por todo, intenta desafiarte con preguntas que rozan la estupidez y en ocasiones cuestionará tu autoridad, tus dotes como profesor o te buscará las cosquillas con cualquier asunto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: